08 noviembre 2015 ~ Comentarios desactivados en Encuesta tracking de IBES a elecciones generales 2015

Encuesta tracking de IBES a elecciones generales 2015

El análisis electoral nacional que realiza periódicamente el IBES para Ultima Hora, confirma  la elevada fragmentación de partidos que habrá tras el 20D. Según la macroencuesta de octubre, el escenario parlamentario quedaría con 12 partidos, estando el cuarto de ellos por encima del 15% y más de 40 diputados. Un escenario cuatripartito nunca visto, pero no imprevisto, pues se ha ido definiendo y confirmando a lo largo de las sucesivas elecciones. Aquí la página de Última Hora

      El PP no remonta

El Partido Popular será con toda probabilidad la fuerza más votada, pero con unos apoyos muy bajos que difícilmente llegarán al 30%. En su historia más reciente, obtuvo su mejor registro en las elecciones generales de 2011 (45%), aunque sólo un año después comenzó a bajar su voto hasta llegar al 26% de las elecciones europeas. Desde entonces se ha mantenido estable alrededor del 27%, dato que coincide con casi todas las encuestas publicadas y que hasta la fecha, presentan una escasísima variación. Es cierto que el CIS le otorgó el jueves un 29%, pero este dato, dentro de todos los demás, parece más bien una excepción que un punto de inflexión o un cambio de tendencia. Si Rajoy no llega al 30%, o queda por debajo de los 120 diputados, tendrá muy difícil liderar su investidura.

 El PSOE tampoco remonta

El Partido Socialista tampoco parece haber encontrado un punto de inflexión. En la encuesta, IBES le otorga un 20%, y la segunda posición, aunque alguna otra le baja incluso a la tercera por debajo de Ciudadanos. La distancia con el PP oscila por lo tanto alrededor de los 5 puntos, mientras Pedro Sánchez busca sin descanso acortarla para comenzar la precampaña transmitiendo algo de esperanza a sus bases. Sin embargo no es tarea fácil, pues al igual que el PP, el partido no ha dejado de perder apoyos desde aquél 40% que le daban las encuestas en abril de 2010, pasando por el pésimo resultado del 29% en las generales de un año después, para llegar al 25% de las municipales del pasado mes de mayo. Cierto es que de acortarse la distancia a dos puntos se entraría en empate técnico, y en teoría podría acabar ganando las elecciones, tal y como ocurrió en 1996.

Podemos frena su caída   

Desde las elecciones catalanas del pasado mes de septiembre, son muchas las voces que predicen una pérdida de apoyos a Podemos. Pero los datos de IBES rechazan esta hipótesis. El partido de Pablo Iglesias entra en las encuestas a partir de junio del 2014 con un 10%. En noviembre de 2014 ya estaba en el 25%, superando incluso al PSOE, para estabilizarse en el 20% en las autonómicas de mayo. Es cierto que actualmente está en el 15%, y que al posicionarse a la izquierda del PSOE, es difícil que supere a la proporción de ciudadanos que se colocan en ese segmento ideológico, pero lo que parece claro es que lleva casi un mes anclado en dicho valor sin muestra de nuevas caídas. Quizás no llegue al 20% el 20D, pero tampoco es probable que baje del 15%.

Ciudadanos no tiene techo

 Ciudadanos en cambio ostenta el título de partido emergente con todas las letras. Se estrenó en las europeas con un 4% y de ahí pasó al 9% en las autonómicas, alcanzando a fecha de hoy un 18%. Se nutre en un 60% de votantes del PP y en un 30% de votantes del PSOE, los más descontentos de ambos partidos, pero al no presentar ninguna limitación ideológica, su techo aún está por llegar. De seguir esta tendencia, podría alcanzar al PSOE y empatar ambos en el 20%, antes de un mes, lo que originaría un auténtico terremoto político.

El futuro más probable

 La conversión de votos a escaños apunta claramente a un gobierno de coalición ya que ninguno alcanzará la mayoría absoluta. A fecha de hoy, parece más probable que Ciudadanos apoye un gobierno del PP, aunque si Ciudadanos sigue su tendencia y quedara en segundo lugar, no sería descabellado pensar en que el PSOE apoyara la investidura de Albert Rivera antes que la de Mariano Rajoy, bajo un formato de mayoría simple, dejando a los nacionalistas vascos y catalanes fuera de cualquier posibilidad de pacto.

Comments are closed.